10 Consejos para el riego en momentos de sequía

La falta de lluvia que hemos sufrido durante este último año agrícola, ha supuesto pérdidas millonarias en agricultores y ganaderos, que en muchos casos han visto perdidas sus cosechas.
En Orcelis Fitocontrol somos expertos en riego y fertirrigación,  y sabemos que nuestros clientes están muy preocupados por este tema y por eso queremos ofreceros unas pautas para ganarle la batalla a la sequía.

En un clima como el nuestro, se hace prácticamente imprescindible reponer el agua el agua consumida por la planta y por la evapotranspiración, para ello no nos queda más remedio que recurrir al riego; pero ¿Qué pasa si la disponibilidad de agua para este fin también se ve reducida por la sequía? No nos queda otro remedio que utilizar técnicas en el manejo del riego para conseguir la máxima eficiencia en el agua aplicada evitando las pérdidas innecesarias. Estas son algunas de ellas que puedes empezar a poner en práctica:

1. programadorProgramar los riegos de acuerdo con las necesidades de agua del cultivo. El uso del programador es muy cómodo, pero en tiempos de sequía tenemos que aplicar estrictamente el agua que necesita la planta, ni más ni menos. Para ello debemos conocer con exactitud el consumo y la evapotranspiración y calcular así las necesidades de riego.

2. Fraccionamiento de los riegos: Una vez conocidas las necesidades de agua, tenemos que saber cómo aplicarla de la manera correcta. Aquí influye mucho el tipo de suelo, si tenemos un suelo arcilloso la capacidad de retención de agua será superior que en un suelo arenoso, por lo tanto, en suelos arenosos los riegos serán más cortos y frecuentes para evitar las pérdidas de agua por gravedad.

estoma3. Momento de aplicación: Las plantas absorben agua durante todo el día por efecto de la transpiración (paso de agua de fase líquida a vapor por la superficie de las hojas) y por la noche es prácticamente nula. Por eso el mejor momento para aportar el riego es al amanecer, especialmente si los suelos son ligeros. En general, riegos en las horas centrales del día deben evitarse por las previsibles pérdidas por evaporación; además muchas especies se protegen de la deshidratación cerrando estomas, con lo que dejan de transpirar y por lo tanto se aumentan las pérdidas por infiltración a las capas más profundas del suelo.

4. Riegos deficitarios: Esta técnica solo la recomendamos para productores muy avanzados en conocimientos del riego y de los cultivos. Consiste en utilizar menos agua de la teóricamente necesaria para cubrir las necesidades del cultivo pero sin que conlleve pérdidas de producción. Estos recortes de agua se realizan en los periodos que no son críticos para la planta, y aportar la dosis necesaria en la floración o cuajado y engorde del fruto donde la planta es más sensible a la falta de agua.

5. averiaMantenimiento de los sistemas de riego: Si el riego es en superficie, el cambio de las acequias de tierra por acequias de obra nos evitará las pérdidas por infiltración, también es importante que los caballones estén en buen estado para evitar pérdidas de caudal a zonas que no nos interesa.
Si el riego es a presión las pérdidas se reducen en el goteo frente a la aspersión. En ambos caso un buen mantenimiento de la instalación reduce el consumo de agua, para ello debemos prestar especial interés en: limpiar los filtros, tuberías y goteros obstruidos, reparación de fugas, comprobar la lectura del contador y revisar la presión.

6. Manejo del suelo: con estas técnicas de manejo del suelo conseguirás disminuir las pérdidas de agua del suelo por evaporación: compactación de los surcos (en riego por surcos), recubrimiento del suelo con acolchado plástico, laboreo superficial para disminuir la capilaridad, para la eliminación de grietas y control de las malas hierbas.

7. podaAclareo de frutos: No tiene mucho sentido mantener en el árbol frutos que no van a conseguir desarrollarse adecuadamente y suponen un consumo de recursos, por eso el aclareo de frutos debe de hacerse lo antes posible.

8. Poda en verde: con la poda en verde conseguimos disminuir la superficie de transpiración de la planta y como consecuencia reducir el consumo de agua.

9. Selección de especies: siempre y cuando sea posible debemos optar por especies más tolerantes a la sequía y menos exigentes en consumo de agua. Una buena planificación de la plantación también nos puede ayudar a que los períodos críticos del ciclo del cultivo no coincidan con las épocas de más sequía.

10. Fertilización: una fertilización adecuada ayudará a la planta a ser más resistente a la sequía y también le permitirá recuperarse más rápidamente tras la misma. El nitrógeno favorece el crecimiento, con lo que aumenta la superficie de transpiración y se incrementa el consumo de agua; por tanto, en época de sequía, deberá reducirse la fertilización nitrogenada, debiéndose ajustar al mínimo necesario. Fósforo y potasio proporcionan a la planta una mayor resistencia a la sequía. Fundamentalmente, el potasio desempeña un papel esencial en la economía del agua en la planta, ya que ejerce una función muy importante como regulador osmótico y en el movimiento de apertura y cierre de los estomas, por tanto deberá cuidarse la fertilización fosfórica y potásica.

 

Orcelis Fitocontrol está diseñado para que la planta solo reciba la cantidad de agua que necesita, para que no se desperdicie ni una sola gota de agua del riego por evapotranspiración.

Ya son muchos productores los que apostaron por nosotros

¿Y tu? ¿A qué estás esperando?

Recent Posts